Biografía De Hugo Lindo

La Biografía de Hugo Lindo nos cuenta que esta persona fue un escritor famoso que compuso grandes epitafios, novelas y cuentos que lo llevaron a ser un revolucionario en el mundo literario. A continuación te enseñaremos la biografía de Hugo Lindo, su vida y sus logros de una manera corta y resumida.

Biografía de Hugo Lindo – Su vida

Biografía de Hugo Lindo
Biografía de Hugo Lindo

La biografía de Hugo Lindo nos revela que fue un poeta, novelista, escritor de cuentos y diplomático salvadoreño, nacido en Unión el 13 de octubre de 1917 y fallecido en San Salvador el 9 de septiembre de 1985. Galardonado en numerosos concursos nacionales e internacionales, su obra literaria es considerada una de las mayores contribuciones a las letras centroamericanas del siglo XX.

Biografía de Hugo Lindo – Edad temprana

Volcado desde una temprana edad a las humanidades, Hugo Lindo orientó su educación hacia la pendiente de las disciplinas de jurisprudencia y ciencias sociales estudiadas en la Universidad de El Salvador para graduarse con un doctorado en 1948. Su tesis centrada en el divorcio en El Salvador, fue premiada una medalla de oro por las autoridades académicas en su país natal.

Biografía de Hugo Lindo – Sus obras y logros

Como hombre público al servicio de la administración salvadoreña, ocupó el cargo de embajador cerca de Bogotá (Colombia) y Madrid (España). Más tarde, fue Ministro de Educación (1961), puesto que dejó para asumir las funciones de director de la Oficina de Asuntos Culturales de la Organización de Estados Centroamericanos.

Obras literarias sobresalientes

Como escritor, Hugo Lindo destacó tanto en el cultivo de la prosa como en sus numerosas incursiones en el género poético. Entre sus títulos de poesía, está obligado a señalar en primer lugar a aquellos que obtuvieron algún premio literario de prestigio acreditado como:

  • Un libro de horas (1948), que recibió el primer premio de la exposición permanente “15 de septiembre” convocada en Guatemala en 1947
  • Sailing River (1963), galardonado con el primer premio de los juegos florales de Quezaltenango (Guatemala), en su anuncio de 1962.
  • Solo voz (1968), un año antes de pasar por la imprenta había sido honrada con el segundo premio del concurso nacional de Cultura celebrado en San Salvador.

A estos tres títulos deberían agregarse los de otros poemas como:

  • Sinfonía del límite (1953)
  • Trece segundos (Montevideo, 1959)
  • Poesía variada (1961)
  • Formas de lluvia (Madrid, 1968)
  • Resonancia de Vivaldi (1976)
  • Palabra fácil (1985)
  • Aquí mi tierra (1989)

Pero esta relación sería incompleta sin una mención obligatoria de la arrogancia, un largo poema de carácter autobiográfico que, aunque quedó inacabado por la muerte de Hugo Lindo, fue lanzado póstumamente en 1993.

Biografía de Hugo Lindo – Reconocimientos

Otra parte que debemos estudia en la biografía de Hugo Lindo son los reconocimientos que obtuvo. En su faceta de escritor, el escritor de La Unión también recibió un merecido reconocimiento en 1964, cuando su novela todos los días es un esfuerzo (que salió al año siguiente) recibió el segundo premio del mencionado concurso nacional de cultura celebrado en San El Salvador.

Otros reconocimientos de Hugo Lindo

Además de este trabajo narrativo, Hugo Lindo para imprimir también dio una colección de cuentos aparecidos bajo el título de:

  • Guaro y Champagne (1947)”; un espectáculo grupal presentado bajo el título de antología de cuento moderno estadounidense (que vio la luz en dos volúmenes, en 1949 y 1950, respectivamente)
  • Una novela titulada: “El gancho de Dios (Santiago de Chile, 1956)”; una nueva colección de historias, publicada bajo el título aquí, cuenta historias (Bogotá, 1959)
  • Otra novela, llamada: “justicia, gobernador! (1960)”; un último volumen de cuentos, titulado: “espejos paralelos (San José de Costa Rica, 1974)”.

Últimos premios de Hugo Lindo

Otra parte sobresaliente de la biografía de Hugo Lindo nos describe que con esta producción narrativa y poética detrás de él, Hugo Lindo se estaba convirtiendo en el paso uno de los personajes centrales de la escena literaria salvadoreña, y su presencia era inexcusable en las principales instituciones culturales de todo el campo lingüístico estadounidense. Así, fue elegido miembro de la Academia Salvadoreña de la Lengua (donde se encontraba el Honorable puesto de Director Emérito), y miembro correspondiente de las academias de España, Chile, Colombia y Honduras.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba