Biografía De José María Iglesias

José María Iglesias fue un político, escritor y jurista mexicano que llegó a tener una breve presidencia en su país. Se le conoce históricamente como el Presidente Legalista por haber reclamado sus derechos legales a la silla presidencial.

Vida temprana

José María IglesiasJosé María Iglesias nace el 5 de enero de 1823 en Ciudad de México; era hijo del notario público y general Ad Honorem Juan N. Iglesias y su madre fue Castro y de Mariana Inzáurraga y Carrillo. Lamentablemente ya a los 12 años quedó huérfano de padre y 5 años después, muere su madre.

Ingresa al Colegio de San Gregorio con el firme propósito de estudiar leyes, carrera de la cual se graduó. A la par de sus estudios legales, Iglesias se desempeñó también como profesor de idiomas del Colegio de San Idelfonso y profesor del Colegio de San Gregorio.

Primeras labores políticas

En 1846 José María Iglesias es nombrado regidor de la Ciudad de México. En 1847 cuando se presenta la Intervención Estadounidense, Iglesias viaja a Querétaro donde es nombrado por el presidente Pedro María Anaya ministro letrado del Tribunal de Guerra. Además de esto, se desempeñó como secretario particular del Jefe del Ejecutivo así como Auditor del Ejército de Oriente.

Incursiones militares y políticas

Entre 1849 y 1853 José María Iglesias se desempeñó como funcionario adjunto de la Junta de Crédito, cargo del que fue destituido por el ministro de la Gobernación Ignacio Aguilar y Marocho. Habiendo triunfado el Plan de Ayutla se le nombró en un cargo en el Ministerio de Hacienda.

Miguel Lerdo de Tejada lo nombra como responsable del cabildeo de la Ley de Amortización de los Bienes Eclesiásticos en 1856. Y al año siguiente, en 1857, el presidente Ignacio Confort lo nombra Ministro de Justicia, negocios Eclesiásticos e Institución Pública. En este cargo, sería responsable de expedir importantes leyes como la Ley de Procedimientos Judiciales en los Tribunales y Juzgados del Distrito y Territorios y la Ley sobre Obvenciones Parroquiales entre otras. También alcanzó un puesto dentro de la Corte Suprema como magistrado.

Luego de esto, hubo una pausa en su carrera política durante la guerra de Reforma. Regresa a Ciudad de México en 1860 cuando es nombrado Administrador General de Rentas por el general José González Ortega. Más tarde, en 1863 fue acompañante del presidente Juárez en su recorrido nacional.

Igualmente fue también nombrado visitador de la Administración de Rentas en el estado de San Luis Potosí. También, una vez más, sería nombrado como Ministro de Justicia y Hacienda.

Presidencia

Cuando sucede la reelección arbitraria de Sebastián Lerdo y estalla la rebelión de Tuxtepec, José María Iglesias ostentaba el cargo de presidente de la Suprema Corte. Desde su puesto, Iglesias desconoce a Lerdo como presidente por considerar las elecciones de 1876 fraudulentas. Bajo este amparo, Iglesias escribe un manifiesto en el que se nombra a sí mismo como presidente interino de la República.

Su gobierno estuvo centrado en Salamanca y contaba con el apoyo del general Florencio Antillón, gobernador de Querétaro. Junto a Antillón, otros gobiernos reconocieron el derecho de José María Iglesias a la presidencia, entre ellos, los gobiernos de Sonora, Jalisco, San Luis Potosí, Colima, Guanajuato y Jalisco.

Para 1876 se expidió el decreto reeleccionista por parte del Congreso de la Unión, documento que Iglesias rechazó categóricamente. Porfirio Díaz a su vez, al ver la negativa de Iglesias intentó pactar con él, pero Iglesias rechazó sus propuestas. En respuesta Iglesias redacta el Plan de Salamanca que declaraba un gobierno provisional y nuevas elecciones.

La rebelión de Tuxtepec cobró mayor fuerza y José María Iglesias se vio perseguido por la causa de Porfirio Díaz. Debió replegarse hasta Mazatlán desde donde se embarcó vía a los Estados Unidos.

Carrera como escritor

Además de su carrera política, José María Iglesias fue un destacado escritor y periodista que se encargó de describir importantes acontecimientos históricos. Fue escritor colaborador para la obra literaria Apuntes para la historia de la guerra entre México y los Estados Unidos publicada en 1848.

También fungió por 3 años como jefe de redacción en el periódico El Siglo Diez y Nueve. Fue colaborador de El Diario Oficial, así como de otras publicaciones como El Monitor Republicano, La Chinaca y Don Simplicio. En 1876 se publica su obra La Cuestión Presidencial.

Regreso a México y Muerte

Al llegar a Estados Unidos, José María Iglesias residió en San Francisco y Nueva Orleans pero en 1877 decide regresar a su país. Al llegar a México, Porfirio Díaz le ofrece un puesto en su gabinete de gobierno que Iglesias rechaza.

Iglesias muere el 17 de diciembre de 1891 en la Ciudad de México. En 1987, el presidente Miguel de la Madrid hurtado ordena que sus restos fueran trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres donde ahora descansan.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba