Biografía De Máximo Serdán

Máximo Serdán es uno de los hermanos de la familia Serdán Alatriste, personajes ilustres de la revolución Mexicana. Se desempeñó como militante del levantamiento maderista.

Vida temprana

Máximo Serdán nació el 7 de mayo de 1879 en la Ciudad de Puebla siendo hijo de Manuel Serdán Guanes y María del Carmen Alatriste Cuesta. Los 4 hermanos Serdán se criaron en Puebla y fueron criados por su madre luego de la muerte de su padre. A pesar de las dificultades de su viudez, la matriarca de la familia le procuró la mejor educación a sus hijos. Máximo asistió junto a su hermano Aquiles al Colegio Franco-Anglo-Americano.

Más tarde en su vida, Máximo Serdán se va junto a su madre a vivir en la casa que su hermana Natalia recibió de regalo al casarse con Manuel Sevilla. Esta casa estaba ubicada en la Calle de la Portería de Santa Clara.

Asociado con su hermano Aquiles, máximo estableció un local de venta y distribución de zapatos que se comercializaba en las regiones de Tlaxcala y Puebla.

Activismo político

Máximo SerdánTanto Máximo Serdán como su hermano Aquiles compartían ideas liberales lo que los llevó simpatizar con la causa con las ideas de Francisco I. Madero plasmadas en su libro “La sucesión Presidencial en 1910”. Luego de la lectura, Aquiles Serdán comienza una constante correspondencia con Madero quien le sugiere formar el Club anti-reeleccionista “Luz y Progreso”.

Los miembros de este club fueron mayormente obreros de las empresas locales de tejidos e hilados. Máximo Serdán fue de gran apoyo a este club junto a su hermano aunque no en la misma medida ya que siguió estando a cargo del negocio de ambos.

La policía local estaba en franca persecución de Aquiles por la existencia del club por lo que estuvo preso a finales de 1909. Luego de las elecciones de 1910, este hermano Serdán se traslada a Estados Unidos para reunirse con Madero. El parque de armas organizado por los anti-releccionistas había sido escondido en la casa en donde Máximo Serdán, su madre y su hermana con su esposo compartían en la Calle de la Portería de Santa Clara. Las autoridades comenzaban a cercar las actividades políticas de Aquiles y estaban cerca de encontrar el lugar donde se guardaban las armas.

Balacera y muerte

Estando ya Aquiles de nuevo en la casa de los Serdán, el 18 de noviembre de 1910, Miguel Cabrera, jefe de la policía de Puebla se dirige a la casa con varios refuerzos con la orden de hacer un cateo en busca de las armas y apresar a Aquiles Serdán. Al intentar entrar, Cabrera recibe un tiro mientras uno de sus asociados, Modesto Fregoso, fue capturado. En ese momento, el resto del cuerpo de la guardia se retira a la calle a esperar refuerzos.

Los refuerzos llamados eran los componentes del Batallón Zaragoza, por lo que ante su inminente llegada, los hermanos Serdán se apostaron en la azotea de la casa familiar apoyados por otros miembros del club. A las 8:00 de la mañana de ese día comienza entre los liberales y las fuerzas policiales una intensa balacera. Media hora después, Aquiles y su hermana Carmen se dirigen al segundo nivel para proteger la entrada de la vivienda.

Dos grupos oficialistas atacaban la casa, los Rurales se apertrecharon en las ruinas del cercano templo de San Cristóbal mientras los integrantes del Batallón Zaragoza se encontraban en el Hotel Barcelona frente a la casa.

Desde la vivienda los civiles lanzaban bombas caseras y disparaban pero nada hizo retroceder a las tropas federales. Carmen Serdán subía a abastecer a quienes se encontraban en la azotea, incluyendo a su hermano Máximo a quien trató de convencer de bajar a la casa luego de ver que la mayoría de los combatientes habían ya sido asesinados.

Máximo Serdán se negó a dejar su puesto pidiéndole a su hermana que le llevara más municiones. Lamentablemente, a las 11:20 de la mañana los federales toman la azotea y asesinan a Máximo quien intentó proteger su posición hasta el final.

Como muestra de triunfo, los cuerpos de Aquiles y Máximo Serdán fueron exhibidos luego de su asesinato en las afueras de la Comisaría de Policía de Puebla. Más tarde, la hermana mayor Natalia logra trasladarlos y darles sepultura en el Panteón Municipal de Puebla.

En la década de 1970, los restos de tres de los hermanos Serdán, Aquiles, Carmen y Máximo se trasladaron a un Mausoleo erigido en su honor en la misma ciudad de Puebla.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba